Bienvenida la tercera generación de pasantes de la Biblioteca Nacional

Esta última semana de agosto, se inicia una nueva ronda de pasantìas en bibliotecas pùblicas municipales con estudiantes de universidades como La Salle, Universidad Nacional, Universidad de Antioquia, Universidad del Valle, entre otras. Es un grupo de 19 estudiantes de carreras como literatura, bibliotecología, antropología, comunicación social, derecho, filología. entre otras.
Les damos una calurosa bienvenida desde la Biblioteca Nacional y les deseamos muchos éxitos en su pasantía.
Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Adiós Varela.

Hoy fue mi último día de pasantía en la biblioteca pública del corregimiento de Varela, Zona Bananera.

Finalmente logramos recibir la dotación de la primera infancia enviada por la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, logramos pintar la biblioteca y relacionar los bibliotecarios de Sevilla (principal del municipio) con Silvia, secretaria de la inspección de policía con el fin de que se ayuden mutuamente y puedan fortalecer la red municipal de bibliotecas.

Logramos carnetizar 120 usuarios, realizar el préstamo de hasta 35 libros diarios y concienciar a los usuarios de tomar una actitud de pertenencia ante la biblioteca.

Me voy sintiendo que aprendí más de lo que Varela aprendió de mi. Me voy más fuerte, más tolerante, más recursiva, con otra visión de la administración y gobernabilidad. Me voy con una visión más rica de la que traía sobre la cultura caribeña. Me voy con anécdotas y recuerdos que han enriquecido y alegrado mi vida.

Gracias, gracias por haberme abierto esta puerta y haberme dejado recorrer los pasillos de la promoción de lectura, de la literatura y cultura caribe, de una nueva vida que ahora me espera.

Gracias.

Publicado en Bitácora | 3 comentarios

Las compañías bananeras.

Cada día me duele más enterarme de la situación de los obreros en Zona Bananera, donde desarrollo mi pasantía.

Varela, así como los demás corregimientos, son caserías formados por obreros de las grandes plantaciones bananeras. Sin embargo, ver las injusticias a las que son sometidos no es de mi agrado. Un obrero empieza su jornada laboral a las 7 de la mañana y termina a las 6 de la tarde. Su sueldo es de 18.000 pesos diarios. Son contratados como jornaleros y no como trabajadores de la empresa, por esto, ellos no tienen ningún beneficio: no tienen seguridad social, no abonan a pensión, no tienen ninguna garantía. El mayor beneficio que obtienen de vez en cuando es que les regalen unos 5 bananos de los que recogieron.

El trabajo a 38° de temperatura, con un sol más pronunciado que el que se siente al leer “La Hojarasca” obliga a los obreros a hidratarse con más de 3 litros de agua a diario y a exponerse a insolaciones, cáncer de piel y demás.

Pero bueno, lo que más me preocupa de esto es que las ganancias se las lleve una multinacional como Dole o Chiquita Brands, los grandes propietarios de las cosechas bananeras de la zona, que absorben al campesino, no remuneran las tierras y de paso se hacen ricas fácilmente además de financiar los grupos paramilitares. Pareciera que estamos volviendo a 1928… o peor… que nunca hubiéramos salido de ahí. Murieron muchos, pero no cambió nada.

http://www.doleorganic.com/countries/colombia.html

http://www.semana.com/conflicto-armado/dole-tambien-financio-paramilitares-colombia-segun-demanda/123395-3.aspx

Proceso del banano por DOLE

Publicado en Bitácora, Construcción social del territorio, Sin categoría | 1 comentario

¡Muchas gracias, ha sido una experiencia inolvidable!

Es cierto. Ha sido una experiencia inolvidable. ¡Muchas gracias! Volvería a presentarme a una convocatoria como la que acabo de vivir porque sin lugar a dudas, es una experiencia maravillosa.

Agradezco a quienes me han acompañado en esta proyecto porque gracias a sus afectos, estuve tan contenta estos tres meses de pasantía en fortalecimiento bibliotecario. Regresé a Bogotá con más proyectos en mente, con mucha ilusión de volver pronto a estas bellas tierras con unas montañas verdes muy verdes y con unos seres humanos maravillosos que me enseñaron tanto y me acogieron con mucho cariño.

A decir verdad, les cuento que regresé más enamorada de la Biblioteca Pública.

Publicado en Bitácora, Construcción social del territorio, Diálogos interculturales | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Las bibliotecarias de La Toma y de Suárez

Quiero presentarles a ustedes a Jineth Balanta Mina y Nidia Erazo, las bibliotecarias con quienes compartí parte de mi pasantía. A ellas les agradezco su compañía y las reflexiones que logramos en aspectos personales y laborales.

Jineth, siempre te recordaré caminando por la montaña dándome ánimo para no detenerme y por supuesto, tus clases de baile ¿recuerdas el rollo del “pasito caucano”?Pronto vas a ser una bibliotecóloga muy importante en tu comunidad. Sin la menor duda.

Nidia, cómo olvidar nuestras tardes compartidas con café y tú, siempre reflexionado sobre la educación. Para escucharnos, escogimos un buen sitio, la silla que está justo a la entrada a la biblioteca, nos permitía estar cómodas, recibir el fresquito de la brisa y hablar hasta de lo inimaginable…. Nidia, cuando me contaste que habías decidido quedarte como bibliotecaria, sentí mucha alegría. Estoy segura, que lograrás sacar adelante tu biblioteca.

Jineth y Nidia muchas gracias por su tiempo y afectos.

Publicado en Bitácora, Construcción social del territorio, Diálogos interculturales, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Visita a la Vereda de Yolombó, Cauca

Jardín Infantil Nuevo Renacer La Esmeralda

El Consejo Comunitario Afro de La Toma, Cauca se encuentra conformado por cinco veredas: Dos Aguas, Yolombó, Gelima, La Toma y El Hato. Si empezamos a subir desde la cabecera, es decir, desde Suárez, las veredas las encontramos en el orden en que las escribí.

Quiero compartir con ustedes las fotos de la visita que realizamos en la Escuela Santa Rosa de Lima, Sede Yolombó y el Jardín Infantil Nuevo Renacer del Bienestar Familiar. La visita, tuvo como objetivo entregar el Maletín viajero e iniciar las actividades de fomento a la lectura y la escritura en la veredas. En Yolombó, nos encontramos con habitantes que desconocían la existencia de la Biblioteca Pública o si bien sabían de su existencia, la distancia y el transporte deficiente no les permite visitarla frecuentemente.

En la Escuela, hay dos profesores. Nos recibió el Profesor Azael Balanta, el cual muy contento asumió el compromiso de socializar con los niños, las niñas, la profesora y las familias, los libros de literatura infantil que le entregamos. Tuvimos también una lectura compartida y nos dio mucha risa leer: El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza de Werner Holzwarth.

El Jardín Nuevo Renacer del Bienestar familiar, también se quedó con libros de literatura infantil y compartimos el cuento: Los besitos de Georg Hallensleben.

El trabajo de Jineth Balanta Mina, -quien ha sido la bibliotecaria encargada de reemplazar a Cerley Vergara, la bibliotecaria de La Toma, por encontrarse en licencia de maternidad-, es coordinar los préstamos y por tanto, asumir la responsabilidad de realizar las actividades de fomento a la lectura y la escritura en los jardines infantiles del Bienestar Familiar y las escuelas de las veredas. Cerley, continuará como bibliotecaria en La Toma.

Evidentemente, el fomento de la lectura y la escritura no solo consiste en repartir libros, se requieren actividades y estrategias planeadas para lograr llegar a diferentes grupos de la comunidad. La dotación y préstamo de libros a las veredas es solo una parte de dicho fomento.

Ahora bien, este proyecto de fomento a lectura  y la escritura se encuentra sustentado con el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas, ideal sería que las administraciones municipales le prestarán más atención y contribuyeran a cumplir con sus obligaciones culturales.

Saludos, Paola.

Publicado en Bitácora, Construcción social del territorio, Diálogos interculturales | Etiquetado , , , , , , , , | 3 comentarios

PRIMER ENCUENTRO DE BIBLIOTECAS AMIGAS DE NARIÑO- ABRIL 2012 Colón como epicentro cultural y educativo de la región

El pasado 18 y 19 de abril realizamos en el municipio nariñense de Colón, el primer encuentro de bibliotecas amigas de Nariño. Un escenario de intercambio y de revalorización del trabajo bibliotecario, propiciado por el grupo de tres pasantes en bibliotecas publicas que vienen realizando su trabajo en el sur del país. Juan Guillermo Cárdenas (La Florida Nariño), Joan Sebastián González  (Sibundoy Putumayo) y Carlos Andrés Ospina (Colón Nariño), fueron los tres pasantes que desde el interés colectivo, la incondicionalidad y las manos creadores, juntaron esfuerzos y corazones en torno a un proyecto de formación, cualificación y revaloración del ser bibliotecario que se expresó en dicho evento.

El evento contó con el respaldo de la RNBP y el apoyo de la Coordinación Departamental de Bibliotecas de Nariño, así como de la Alcaldía de Colón Nariño. Dentro de los participantes de este primer encuentro de formación bibliotecaria hay que resaltar la presencia de 16 bibliotecarios (Belén, San Pablo, Villanueva, Génova, La Cruz, La Unión, Sal José de Albán, La Florida, Sibundoy), así como de la coordinadora departamental de bibliotecas de Nariño Doris Ramos, la representante de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas RNBP Luz Adriana Martínez y el Alcalde de Colón Génova Oscar Cerón.

En el evento se dieron a conocer las actuales políticas programas del Ministerio de Cultura y de la RNBP, en el que se resaltaron la apuesta por fortalecer la conectividad, el trabajo asociado a las TICs y los programas de promoción de lectura orientados a la primera infancia. Del mismo modo, se incentivó el estudio y análisis de la Ley Nacional de Bibliotecas Públicas (Ley 1379 de 2010), argumentando que es  allí donde se inscriben los criterios y reglas para los bibliotecarios y su labor en las bibliotecas. Del mismo modo se dictó un taller sombre la promoción de lectura a cargo del pasante Juan Guillermo Cárdenas, y una reflexión acerca del ser bibliotecario por parte de Joan Sebastián González. El evento también propició un escenario de intercambio de experiencias locales sobre la labor bibliotecaria, sus alcances y principales problemáticas. Dentro de esta última temática, la inestabilidad laboral y la rotación permanente del cargo de bibliotecario se ubicó como la principal preocupación y problemática de los bibliotecarios y de los funcionarios de la RNBP y la Coordinación Departamental.

Marcado por un ambiente permanente de alegría, incondicionalidad y solidaridad, este primer encuentro de bibliotecas amigas de Nariño adquiere un valor especial, puesto que es resultado de un trabajo colectivo entre las instituciones y los pasantes, y se constituye en el primer encuentro de carácter regional que se realiza por fuera de la ciudad de Pasto.

En medio de la música nacida de las manos de Joan Sebastián, la pulsera infinita de mil colores tejidas por muchas manos y las mejores intensiones y deseos de todos los asistentes, se clausuró el evento, con el compromiso se realizar su segunda versión en los municipios de Belén o San Pablo Nariño.

Publicado en Bitácora | 1 comentario

BITÁCORA VISUAL DE UN TRABAJO ORIENTADO A LA DEMOCRATIZACIÓN CULTURAL

PROCESO DE REUBICACIÓN Y RENOVACIÓN DE LA BIBLIOTECA DE COLÓN GÉNOVA NARIÑO

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | 2 comentarios

COLÓN GÉNOVA: UN PUEBLO ANCLADO EN EL MACIZO COLOMBIANO

Buenas. Mi nombre es Carlos Andrés Ospina. Sociólogo. Uno de los 9 pasantes que desde comienzos del 2012 viene adelantando el trabajo en bibliotecas públicas en lugares apartados del país. El trabajo de pasantía se realizó en el municipio de Colón Génova.

Anclado en el macizo colombiano, este es un lugar caracterizado por la nobleza de su gente, su agrodiversidad y la riqueza cultural expresada en sus artesanías. Colón es un pedazo de la Colombia aislada y condenada al olvido y la soledad. Apartado del centro político y administrativo del departamento y del país y haciéndose visible únicamente por las acciones y avatares de la guerra interna acumulada por más de cinco décadas en el país, Colón hace cuerpo de los que algunos autores colombianos han llamado la Colombia Profunda.

Colón-Génova es un pueblo de 10.300 habitantes, que en su cabecera municipal alberga no más de 800 personas que lo configuran como un pueblo pequeño que se acuesta a las 6:30 pm y se levanta muy temprano, especialmente, aquellos que trabajan la tierra negra con sus manos grandes y fuertes marcadas por el azadón y machete, pues es la agricultura la principal actividad económica del pueblo. Se encuentra anclado en el comienzo de los andes colombianos en el norte de Nariño, al occidente del Putumayo y muy cerca al sur del Cauca. Es rodeado por imponentes montañas de intensos verdes y mil colores, que alberga distintas veredas y múltiples cultivos, entre ellos, el café, maíz y frijol. Una de estas altas y misteriosas montañas se llama el Cerro San Cristóbal donde, cuentan los mayores, habita una gallina con sus pollos que pone huevos de oro. Es tan conocido esta historia entre los habitantes de Colón y de sus pueblos vecinos, que ha incentivado desde hace algunos años, la pequeña minera artesanal en una de sus vertientes, y de paso ha sido ser visitado por técnicos extranjeros representantes de corporaciones mineras trasnacionales para adelantar estudios de suelo, estimando la existencia de minerales y comprobando la veracidad de las historias tradicionales de los mayores.

En la cabecera municipal de Colón, llamada Génova, las dos estructuras físicas más grandes e imponentes que existen son la de la Iglesia del parque central y el bunker de la Policía Nacional, expresando la historia acumulada del pueblo. La región católica sigue siendo dominante como resultado de un trabajo permanente de alfabetización y catequización de las comunidades campesinas, incluso en el cerro San Cristóbal en su parte más alta se encuentra incrustada una enorme cruz que reafirma la omnipresencia divina. Aun así han aparecido recientemente nuevas iglesias y cultos, como los adventistas que pretenden desde otros discursos, interpretaciones y prácticas disputarle el monopolio espiritual que aún conserva la Iglesia Católica. Entre tanto, el bunker de la Policía fue construido en la última década luego de un feroz ataque guerrillero, cuando Andrés Pastrana era presidente (1999). Son más de 30 policías, con armas largas, y algunos con chaleco, los que custodian en garitas y trincheras improvisadas en las escasas calles de Génova y el corregimiento de Villanueva.

De otro lado los habitantes del pueblo afirman que su clima siempre ha sido templado, pero en los últimos días se ha presentado un invierno interminable e insolente. Ni siquiera las velas y las ramas para “espantar la lluvia” que ha encendido Doña Eloísa, mujer que vende almuerzos y alquila habitaciones a viajeros, han servido. El agua que baja por los caminos, trochas y quebradas ha dañado las únicas dos carreteras destapadas que conectan a Colón con el centro político y administrativo del Departamento, la ciudad de Pasto. La existencia de precarias vías de comunicación, acentúan su débil economía y el aislamiento de un pueblo que con más de 100 años de historia, se encuentra marcado por el estancamiento, la incomunicación y el olvido, características inmanentes de la Colombia profunda.

Este pueblo marcado por todas estas características sociopolíticas y economías mencionadas fue epicentro de la actividad cultural y educativa desarrollada desde las bibliotecas públicas de Villanueva y de Génova en los últimos tres meses. En este blog durante los próximos días algunos videos, imágenes y relatos que dan cuenta del trabajo realizado durante la pasantía brindada por la Biblioteca Nacional de Colombia

Publicado en Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

Retrocediendo otra vez.

Bueno, hemos logrado cosas importantes últimamente: La formación de lectores, el club de lectura se ha activado y por supuesto, pusimos a andar el préstamo externo estrategia que nos ha hecho llegar mucha más gente a la biblioteca. Actualmente hay 40 personas carnetizadas en Varela que pertenecen ahora a la red de usuarios de la Biblioteca Anibal Redondo del corregimiento y que han hecho uso del servicio de préstamo externo de manera muy organizada. Aunque no tenemos el SIABUC, me las he ingeniado para volver a las épocas arcaicas y realizar todo el proceso a mano… Ahí vamos.

Por otro lado he vuelto a desanimarme. La alcaldía ya no da razón sobre el nombramiento de la bibliotecaria entonces sigo trabajando sola. De la dotación de la primera infancia que se supone debió llegar en estos días, como a ustedes, nadie me da razón y lo más probable es que si llegó después va a ser todo un lío hacerla llegar a la biblioteca así que me estoy preparando con dinero en mano porque como hasta ahora todo este tipo de gastos me ha tocado a mi.

De otra manera, y después de rogar dos meses en la alcaldía para que nos colaboraran con un galón de pintura para la biblioteca (y viendo que pedir más era un imposible más lejano) he decidido ponerlo yo y empezar a pintar mañana con ayuda del inspector y la secretaria de la inspección. Aspiramos pintar adentro, afuera y, por supuesto, ponerle nombre a la biblioteca. Por esto, la biblioteca cerrará por 3 días que espero no sean un problema más del imaginado. Pero, me preocupa que en un mes cuando me vaya todo vuelva a ser igual y la biblioteca nunca más vuelva a ser pintada porque sencillamente no hay quién ponga la pintura, que no vuelva a funcionar el ventilador porque no hay quién ponga el repuesto, que nadie arregle los estantes porque no hay quién ponga lo de la mano de obra (Aclarando que hasta ahora esto ha sido realidad y yo he corrido con los gastos, menos el del ventilador que lo pagó el inspector).

Hoy desafortunadamente recibí un comentario de una madre de familia dándome a entender que el Ministerio de Cultura estaba invirtiendo en mi y yo no estaba haciendo nada. Con mucha fuerza (y mal genio adicional) me enfrenté explicándole que para mi no había sido fácil estar dos meses trabajando en jornada completa intentando lograr un avance en la biblioteca. Que yo sabía que esa no era la necesidad primaria en la comunidad y que aunque los cambios, por falta de colaboración de la misma comunidad y de la administración, no se estaban viendo, decir que yo no estaba haciendo nada era como negarse a ver el avance que estaban teniendo los niños y jovenes de la comunidad respecto a la lectura, su comprensión y su habilidad para ello. Que por favor visitara la biblioteca y luego si discutiéramos acerca del tema (Bueno, y muchas cosas más que ahora se me escapan, ese fue el resumen).

Me siento últimamente muy cansada. Tratar de ingeniarme a diario estrategias para crear lectores, para llamar a la comunidad, para renovar la biblioteca, para dinamizarla aún más me agota sobretodo porque no tengo quién me ayude a construir ideas  y es probable que así siga hasta que la alcaldía por fin me de la buena noticia que, al menos en estos tres meses, se logró tener una bibliotecaria.

Aún no tenemos internet, no se ven esperanzas, no hemos podido entonces hacer registro en la RNBP. Y así se van quedando las cosas porque nuestro pequeño espacio no tiene herramientas y las pocas que habían sencillamente desaparecieron o no están completas.

Publicado en Bitácora, Sin categoría | 1 comentario