“Informe sobre el estado de la medicina, cirugía y farmacia en el Nuevo Reino de Granada”
Página 2 del manuscrito "Inforne sobre el estado de la medicina, cirugía y farmacia en el Nuevo Reino de Granada"
 
“Informe sobre el estado de la medicina, cirugía y farmacia en el Nuevo Reino de Granada”

[+] Disfrute del manuscrito digitalizado

 

Mutis, José Celestino (1732-1808), “Informe sobre el estado de la medicina, cirugía y farmacia en el Nuevo Reino de Granada" presentado al virrey Pedro Mendinueta”, 3 de junio de 1801, 18 fols, original en Libros Raros y Curiosos, Sala de Seguridad No. 169.

 

José Celestino Mutis fue autor de uno de los informes sobre el estado de la medicina que se escribieron en la Nueva Granada a fines del siglo XVIII. Tales relaciones estaban dirigidas a las autoridades reales y consagraban, además de la exposición de los problemas que se presentaban en este sentido en el virreinato, las formas que –a juicio de los médicos–, eran las más pertinentes para remediarlos. En este escrito, Mutis retoma expresamente el tema de la presencia de médicos y curanderos en el territorio, que aparecía ya en los estudios redactados por otros galenos del virreinato, como Antonio Burdallo (1796), Sebastián López Ruiz (1790 y 1799) y Honorato Vila (1800). También se detiene en la exposición de algunos aspectos que formaban parte esencial de la política ilustrada de salud que buscaba establecer la Corona en las Indias, para lo cual encontró importantes relevos en las colonias.

 

Algunos de los puntos de preocupación de esta política ilustrada de salud estaban relacionados con la ubicación geográfica y la construcción de las ciudades, y su vínculo con la salud de sus pobladores; las epidemias; la policía médica y el ejercicio de las diferentes artes de curar en el virreinato, cada uno de los cuales es considerado por Mutis en su texto.

 

Haciendo eco a la intensa valoración de la salud que hace el pensamiento ilustrado, como condición para el progreso y la felicidad de los pueblos, el gaditano aprecia positivamente los saberes empíricos, que eran vilipendiados por los otros médicos del virreinato. Mostraba al respecto una posición muy moderada, que caracterizó muchas de sus opiniones, y anotaba que las personas que ejercían las artes de curar en la capital (parteras, sangradores, barberos) no eran malas; sin embargo reconocía la necesidad de que se instaurara en forma sistemática una cátedra de medicina. No era necesario entonces desterrar o echar a las personas que ejercían esas actividades, sino instruirlos, darles una formación complementaria que, unida a su experiencia práctica, daría excelentes resultados.

 

Otro aspecto interesante de esta relación es que permite conocer el nombre de algunos de los médicos y cirujanos que ejercían en Santafé entre fines del siglo XVIII y principios del XIX. También aparece aquí el esbozo de una estructura para los estudios médicos, que serviría de base a la redacción definitiva, del plan para la reforma de los estudios médicos en la capital del virreinato (1805).

 

Este escrito es trascendental para explorar no sólo el pensamiento de José Celestino Mutis sobre los temas mencionados, sino, sobre todo, para identificar las problemáticas ligadas a la “policía médica”, en el Nuevo Reino de Granada en la etapa colonial tardía.

 

Adriana María Alzate Echeverri: Universidad del Rosario.

Disfrute del manuscrito completamente digitalizado