Libro Antiguo

Está compuesto por libros impresos hasta 1830 y de alto valor patrimonial, entre ellos, los expropiados a los jesuitas, tras su expulsión en 1767, los cuales provienen de Tunja, Pamplona, Honda y Bogotá. También se encuentran las obras que tuvieron que entregar algunas comunidades religiosas, como los agustinos, los franciscanos, los dominicos y las carmelitas, a mediados del siglo XIX. De gran valor son los libros impresos entre 1455 y 1500, conocidos como incunables, de los cuales la BNC posee 50 títulos. Los postincunables, impresos entre 1501 y 1550, llegan a 223. Igualmente son muy valiosas algunas biblias, como la de Ferrara. Sobresalen los libros editados por Aldo Manuzio y la familia holandesa Elzevir. A continuación los cuatro grandes grupos en que está dividida esta colección:

Incunables
La palabra incunable es usada para designar las obras que fueron impresas entre 1450, momento en que se imprimió la Biblia de Gutenberg, y 1500; o sea los primeros 50 años de la imprenta. La Biblioteca Nacional de Colombia posee 50 títulos incunables, empastados en 36 volúmenes. Esta colección no tiene un mismo origen, los libros fueron adquiridos por necesidades o por caprichos de sus antiguos dueños, y en consecuencia en diferentes situaciones históricas: la expulsión de los jesuitas, la extinción de comunidades religiosas o tal vez alguna donación; Fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando se les empezó a llamar incunables, y fue entre 1997 y 1998 que se convirtieron en un fondo bibliográfico de la BNC, con la signatura RI –Raros Incunables–. Leer más
Postincunables
Algunos estudiosos, teniendo en cuenta las técnicas y las relaciones de producción en que se imprimía el libro, extienden el periodo incunable hasta 1530; otros, simplemente utilizan el término postincuable. Este fondo está compuesto en su mayoría por obras impresas entre 1500 y 1530, cuenta con algunas obras posteriores, y con otras, que por carecer de información, la fecha de impresión es aproximada. En total son 223 obras en diversos idiomas. Leer más
Valiosos
Son obras publicadas después de 1530 y hasta finales del siglo XIX, que poseen alguna característica especial: primera edición, otro idioma, pocas copias de ese ejemplar, alguna firma, edición de lujo, etc. Además de los clásicos latín y griego, hay obras en español, inglés e italiano. Empiezan a aparecen libros de las impresas hispanoamericanas: Bogotá, La Habana, Lima, México y Quito. En este fondo abundan las biblias en diversos dialectos e idiomas: etíope, danés, gales, georgiano, hebreo, holandés, goozuratee, griego, groenlandés, gujarati, irlandés, italiano, latín, litunao, malayo, multani, polaco, portugués, ruso, siriaco y turco. Leer más
Generales
En este fondo se encuentra gran parte de la colección fundacional, es decir, los libros que les fueron confiscados a los jesuitas, en 1767, y con los que inició la Real Biblioteca de Santafé; estos provenían de Bogotá, Honda, Pamplona y Tunja. Leer más