Carta general del istmo de Colombia, grabado e impreso por Erhard FrèresLuciano Wyse y sus trabajos pioneros para la construcción del canal de Panamá

Disfruta en formato flip los mapas CARTE GÉNÉRALE DE L´ISTHME COLOMBIEN y PLAN PANORAMIQUE du Canal interocéanique (1886).

En esta ocasión, la pieza del mes trae consigo una compleja historia de estudios previos, obras sin terminar, escándalos de corrupción y bancarrotas, las cuales en el mediano plazo terminaron con la separación de Panamá en 1903.

La obra exhibida este mes se titula El canal de Panamá: exploraciones del istmo, escrita por Lucien Napoleón Bonaparte Wyse (1845-1909). Este francés era hijo del político irlandés Thomas Wyse y Marie-Laetitia Bonaparte –nieto de Lucien Bonaparte, último hermano de Napoleón I–. Aunque otras versiones apuntan a que su verdadero padre era el capitán Studholm John Hodgson.

En 1876, Wyse fue encargado por la Sociedad Civil Internacional del Canal Interoceánico de realizar los estudios necesarios para la construcción de un canal interoceánico. Luego de tener establecida la ruta, en 1878, Wyse viajó a Bogotá. Dice Eduardo Lemaitre, en tono jocoso, que fue grande la impresión causada sobre la sociedad bogotana por la llegada de un Bonaparte a estas montañas, pero sobre todo a las damas bogotanas, que se sintieron sobresaltadas por este francés. En marzo se firmó con el gobierno del liberal Aquileo Parra el tratado conocido como Convenio Salgar-Wyse, por medio del cual obtuvo la concesión para la construcción y explotación del canal por 99 años, tiempo tras el cual la obra regresaría al gobierno colombiano sin ninguna compensación para los franceses.

El año siguiente se reunió en París el Congreso Internacional para Estudios de un Canal Interoceánico. De las catorce propuestas presentadas se destacó la del barón Godin de Lépinay, que formulaba la construcción de un canal basado en un sistema de esclusas. La ganadora fue la de Ferdinand de Lesseps, quien propuso un canal a nivel, que contaba con la oposición de Lepinay y Gustav Eiffel. Lesseps era conocido por haber liderado la construcción del canal de Suez.

Diferentes problemas dificultaron la obra: las condiciones climáticas, las enfermedades tropicales, la escasez de infraestructura sanitaria, la insuficiencia de mano de obra, la necesidad de más recursos económicos y la dificultades técnicas, entre otros. Estos hechos llevaron a que en 1888 se intensificaran los rumores sobre la insolvencia económica, lo que motivó que, hacia diciembre, la Compañía solicitara al gobierno una moratoria en los pagos, pero le fue negada debido a la desconfianza que suscitaba la empresa. El 4 de febrero de 1889 fue formalmente liquidada. El escándalo aumentó cuando se conoció que periodistas y políticos recibieron sobornos para mantener ocultas las dificultades por las que pasaba el proyecto y el mismo Georges Clemenceau fue acusado de negligencia por haber permitido la emisión de una lotería para recoger fondos.

En 1893, Wyse consiguió una prórroga de diez años en el contrato y tras la creación de la Nueva Compañía del Canal de Panamá se reiniciaron las obras, reorientando el canal hacia un sistema de esclusas. Pero la nueva compañía no contaba con los fondos suficientes y la desconfianza del público no permitió conseguir más dinero. En 1899, los negociadores franceses llegaron a Estados Unidos y tras varios años convenciendo a los estadounidenses de la viabilidad de continuar la construcción del canal por Panamá, consiguieron que el presidente Theodore Roosevelt firmara el Decreto Spooner, por medio del cual compraban los derechos para la construcción del canal de Panamá. De esta forma se dio una brusca caída de la presencia francesa en el territorio de la Nueva Granada, la cual había empezado desde antes de la Independencia, e inició un proceso de mayor intervención por parte de los Estados Unidos.

El canal de Panamá: exploraciones del istmo fue editada en París por la Libraire Hachette, en 1886. El ejemplar que posee la Biblioteca Nacional de Colombia tiene algunos detalles únicos. Un pequeño recorte pegado en la portada indica que la obra fue premiada por la Academia de las Ciencias de Francia. Otra característica es un grabado con el escudo personal de Wyse, compuesto por dos leones que sostienen un recuadro que enmarca el águila napoleónica, con las frases en latín “Gloria mea fides” (La fe es mi gloria) y “Sapere aude” (Atrévete a saber). Pero sin duda, el detalle de más valor es la dedicatoria que le hace el mismo Wyse a Jorge Isaacs, la cual dice: “al Sr. Dr. D. Jorge Isaacs, el inmortal autor de “María”, etc. El atrevido explorador de los bosques hermosísimos del Cauca, del Urabá, etc. Homenaje de verdadera y simpática admiración de un amante de la naturaleza tropical. Luciano N. B. Wyse. Bogotá, agosto 4 de 1890”.

De esta forma, la obra entró a la Biblioteca Nacional como parte de la colección personal de Jorge Isaacs, donada por sus familiares en 1938.

El libro cuenta con numerosos grabados de diferentes personajes y paisajes de la zona y tiene una tabla que indica ventajas, desventajas y medidas de once posibles rutas para la construcción del canal. Así mismo, cuenta con dos mapas de gran tamaño.

El primer mapa es la Carta general del istmo de Colombia, grabado e impreso por Erhard Frères, una de las mejores litografías de París en su época. El mapa muestra cuatro alternativas del trazado del canal interoceánico en el istmo y sus perfiles de corte, dos en cercanías del área relacionada con la concesión ferroviaria del Panama Railroad (Puerto de Panamá-Bahía de Limón y Bayano-Golfo de San Blas) y dos en el área del Darién (Golfo de San Miguel-Puerto de Acanti y Atrato-Caquirri). Con sus colores y texturas, el mapa pone énfasis en el complejo relieve del istmo, con el fin de mostrar las dificultades y potencialidades da cada una de los cuatro proyectos. También destaca las características del relieve costero, ya que por la naturaleza del proyecto toda decisión sobre la ubicación del canal tenía que tener en cuenta las profundidades marinas, representadas en el mapa con las mediciones batimétricas. El recuadro titulado “Carte d’Ensemble des États-Unis de Colombia […]” expone una parte de los territorios de los entonces Estados Unidos de Colombia, Venezuela, Ecuador, Brasil y países de América Central (1885), destacando límites políticos y rutas ferroviarias.

En el segundo mapa traza el trayecto de la construcción del Canal de Panamá, por la ruta Bahía de Limón-Puerto de Panamá, escogida en 1879 por el Congreso Internacional como la vía interoceánica más apta. La orografía detalla sierras, lomas, cerros y otros accidentes geográficos mediante la técnica de normales de sombra y centra un gran interés en las características hídricas que le prestan funcionalidad a la construcción del Canal.

Donde los franceses fracasaron, los norteamericanos tuvieron éxito, pero este último no hubiese sido posible sin los estudios y trabajos pioneros de Wyse y su equipo.

Robinson López A.
Historiador de la Universidad Nacional de Colombia
Grupo de Colecciones, Biblioteca Nacional de Colombia

Anthony Picón
Asistente Mapoteca Digital de la Biblioteca Nacional de Colombia