Summa de veritate catholicae fidei contra gentiles 

Si bien la historia del libro es más antigua que la invención de la imprenta, por parte de Gutenberg, su aparición, en 1450, significó una ruptura con el pasado medieval que permitió abrir nuevos horizontes en el desarrollo de la cultura, uno de los más importantes fue que facilitó la difusión de la información y el conocimiento.


Las revelaciones de los incunables provienen de sus detalles. Son interesantes no solo por lo que poseen sino por lo que ocultan. Las  huellas del paso del hombre por el libro son las que nos permiten determinar a quién perteneció el libro, quiénes lo leyeron e incluso cómo lo leyeron. Los exlibris (marcas de propiedad), rúbricas, notas al margen, o cualquier marca suministra pistas valiosas para desentrañar su historia.


En esta oportunidad la Biblioteca Nacional de Colombia exhibe el incunable más antiguo que hace parte de sus colecciones: Summa de veritate catholicae fidei contra gentiles, escrito por Tomas de Aquino e impreso, en Venecia, por Joanne Morenigo, en 1480. El libro es también conocido como: Summa contra gentiles. Posee 388 páginas, con una tipografía gótica y fue impreso a dos columnas cada una de 55 líneas.


La forma en que llegó a la Biblioteca Nacional aun es motivo de investigación. En un informe de 1913, el bibliotecario Gerardo Arrubla, menciona que la Biblioteca poseía 10 incunables, entre los cuales no se encuentraSuma de veritate fidei catholicae contra gentiles. En el catálogo elaborado por Juan Bueno Medina, en 1960, tampoco aparece registrado este ejemplar. Esto nos permite concluir que si bien sabemos mucho sobre los incunables, nos falta conocer sobre su circulación.

Disfruta la obra: Summa de veritate catholicae fidei contra gentiles 


Camilo Páez Jaramillo
Coordinador de Colecciones

Biblioteca Nacional de Colombia